EXPOSICIONS ITINERANTS

La Cataluña paisaje

La exposición «La Cataluña paisaje» toma como hilo conductor el estado de la cuestión del paisaje humanizado en Cataluña y plantea de qué modo la arquitectura, la ingeniería, el urbanismo y el paisajismo modernos han contribuido y pueden contribuir a redefinir y calificar la imagen de los paisajes contemporáneos.

Esta exposición se basa en un trabajo colectivo, para el que se ha solicitado la opinión de varios expertos y a la que ha contribuido un amplio equipo de arquitectos, diseñadores, estudiantes de arquitectura, investigadores y fotógrafos.

Preámbulo – En el vestíbulo, una instalación artística hecha a partir de postales turísticas emblemáticas conforma el mapa de Cataluña, planteando los fuertes contrastes que en realidad se dan entre los paisajes simbólicos y míticos que han definido la imagen tradicional, y los paisajes contemporáneos reales, con fotografías intercaladas, una especie de antipostales.

Paisajes simbólicos, paisajes desbordados y paisajes recuperados – El cuerpo central de la exposición se basa en tres instalaciones que muestran el contraste entre los paisajes míticos y emblemáticos, la realidad incontrolable y desbordante construida sin previsión y los fragmentos proyectados por arquitectos, paisajistas y biólogos, con voluntad de recuperar, reequilibrar y calificar el territorio.

Paisajes simbólicos – Cataluña tiene una serie de imágenes emblemáticas que responden a una construcción histórica, procedente de la Renaixença, a finales del siglo XIX, y del Noucentisme y los inicios del nacionalismo catalán de la Lliga Regionalista, a principios del siglo XX. En esta parte, dos pantallas cuestionan esta concepción. En una de ellas se muestra enmarcada la pieza mítica y en la otra va apareciendo la realidad que la envuelve. Esta realidad a veces ahoga el paisaje ideal y a veces lo completa y lo mejora. En cualquier caso, es preciso superar la visión del paisaje idealizado y descontextualizado que guarda nuestra memoria con otra visión más compleja, reconociendo unos entornos que formalizan la identidad de un nuevo paisaje contemporáneo, mucho más real.

Paisajes desbordados – Los paisajes desbordados tienen que ver con el consumo en general y con el consumo de territorio en concreto, con el crecimiento desbordado de las ciudades y del suelo urbanizado, con el dominio del automóvil y de las carreteras, así como de los centros comerciales para ir con vehículo privado y las grandes superficies para aparcamientos. Y estos paisajes desbordados tienen mucho que ver con la tendencia de la ciudad global a la privatización del territorio con los resorts, los campos de golf y los barrios cerrados, un fenómeno que se empieza a imponer en Cataluña. Esta parte, laberíntica y caótica, muestra fotos del fenómeno situadas, precisamente, sobre señales de tráfico que nos dirigen a conceptos que intentan explicar la realidad territorial contemporánea: Dispersión, Suburbio explosión, Intensificación, Multiplicación, Fragmentación, Ciudad genérica, Fronteras, Invasión, Nación asfalto, Territorio energía, Fricciones, Redes, Ciudades carretera, Planeta automóvil, Territorio automóvil, Trasteros urbanos, (dis)Utopía privada, Paisajes privados, Islas, Fiesta continua, Huellas, Strip catalán, Hiperproducción, Nutrición, Paisajes expectantes.

Paisajes recuperados – Se ha realizado una elección de proyectos que hayan favorecido la recuperación natural o social de un lugar. En este sentido son ejemplares las intervenciones que recuperan los espacios gastados y contaminados, los espacios abandonados y olvidados que sirven para coser, ligar y comunicar barrios y áreas entre sí, o que recuperan memoria e identidad trabajando con los habitantes de forma participativa, buscando recuperar o encontrar las identidades colectivas del lugar.

Hay, en definitiva, toda una voluntad de ir rehaciendo y mejorando el paisaje y el territorio catalán. Hay un paisajismo catalán de mucha calidad, pero ¿podrá llegar a influir en una parte representativa del territorio o quedará como una aportación dispersa y testimonial?

 

Exposiciones realizadas

TERRASSA (Vapor Universitari -ECOFORUM-). Del 3 de octubre al 3 de noviembre de 2006

GRANOLLERS (Museu de Granollers). Del 19 de mayo al 25 de junio de 2006

BARCELONA (L'Entresòl de La Pedrera). Del 25 de marzo al 1 de mayo de 2006

 

 

 

 

 

 

La Casa Milà, conocida popularmente como «La Pedrera», es un edificio singular construido entre 1906 y 1912 por el arquitecto Antoni Gaudí (1852-1926) y declarado Patrimonio Mundial de la Unesco el año 1984. Actualmente el edificio es la sede de la Fundació Catalunya-La Pedrera y aloja un importante centro cultural de capital importancia en la ciudad por el conjunto de actividades que organiza y por los diferentes espacios museísticos y de uso público que incluye.      

síguenos: