Vista aérea La Pedrera
25/11/20

Gaudí, en toda su obra, siempre fu fiel a dos grandes principios, la estética y la funcionalidad. Es por eso que podemos calificar sus obras como obra de arte total, unos edificios donde todos los detalles están pensados previamente. Des de la decoración y el mobiliario, hasta los avances tecnológicos en la acústica, iluminación, higiene y ventilación; siguiendo siempre sus dos principios, la estética y la funcionalidad.

 A medianos del siglo XIX, surge en el continente europeo una corriente higienista que se preocupa por la mejora de las condiciones de vida. Corriente que pone en el centro los espacios con poca ventilación e iluminación natural. Así, Gaudí, decide aplicar algunas innovaciones arquitectónicas en sus edificios para seguir esta corriente higienista creciente. Corriente también apoyado en la arquitectura y urbanismo en Cataluña por Ildefons Cerdà con el proyecto urbanístico del Ensanche de Barcelona.

Gaudí, al diseñar La Pedrera-Casa Mila, además de pensar en los ya tradicionales patios de ventilación para las cocinas y baños, incorpora dos grandes patios centrales. Dos patios a partir de los que se organizan las plantas del edificio, facilitando una iluminación y ventilación óptima de todos los pisos y estancias. De esta manera, el arquitecto catalán, convierte La Pedrera-Casa Mila en uno de los edificios más bien ventilados entre sus obras, con la finalidad de ser un habitáculo más saludable.

 

Vista aérea Casa Milà

 

A la vez, todos los habitáculos tienen salida a la fachada principal, a uno de los dos patios centrales y al patio de la isla de casa del Ensanche donde se encuentra La Pedrera-Casa Mila. Con esto se consigue una ventilación cruzada que renueva rápidamente el aire de la casa de forma natural. Es en esta idea donde encontramos uno de los ejemplos más innovadores que Gaudí aplica al edificio, la doble persiana en las ventanas que dan a los patios. De esta manera, podemos ventilar abriendo la parte superior de la ventana, la cual tiene su propia persiana, y mantener la persiana de la parte inferior bajada o abierta según la iluminación natural deseada, pero sin la necesidad de tener-lo todo abierto.

 

Doble persiana

 

Si miramos el edifico des del cielo, veremos perfectamente la situación de todos los patios, que actualmente permiten, y ayudan, a mantener el edificio ventilado de forma natural.

Fundación Cataluña La Pedrera

Hacemos investigación para mejorar la alimentación y los productos de la tierra